Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Seguros de créditos, segmento del mercado en el que Solunion Colombia busca apoyar a las pymes en Colombia, Perú y Ecuador

Foto: ABC Economía

Aunque no es un producto nuevo en el mercado y en esto Solunion Colombia, lleva más de 20 años buscando consolidar a los seguros de crédito, como un beneficio real para las empresas, sin importar su tamaño, que ven en este servicio la posibilidad de minimizar sus riesgos.

 

¿De qué se trata?

El seguro de crédito, tiene tres grandes componentes: el primero es gestión de riesgo, que consiste en la prevención mediante el análisis y monitorización continuos de la situación financiera de los clientes. En segundo lugar, está el recobro, en donde Solunion gestiona todos los pasos necesarios para la recuperación de los impagos con servicio local en todo el mundo. Por último, está la indemnización. Si el recobro no llega a producirse, se indemniza por las pérdidas según la cobertura de su póliza.

«Aseguramos la cartera de las empresas que vendan a crédito. Este producto es muy importante porque asegura una de las principales partidas del activo de las empresas que es la cartera. Y en caso que alguna organización tenga dificultades para recuperarla, se podrá ver avocado a posibles dificultades con sus proveedores y la banca. Lo que ofrecemos es una estabilidad en el flujo de caja, un conocimiento mayor de sus clientes y generamos avisos y  alertas si vemos que se van deteriorando los clientes. Esto le permite a nuestros clientes una estabilidad y confiabilidad en la recuperación de esos recursos», aseguró Alejandro Santamaría, CEO, Seguro de crédito, caución e información corporativa de Solunion Colombia.

 

¿Cómo es el mercado?

En Colombia, son tres las aseguradoras que se dedican a la oferta de este tipo de portafolio, que para decir verdad, aún tiene mucho potencial de crecimiento, puesto que las organizaciones no tienen la cultura de proteger este tipo de activos de sus compañías.

La que tiene la torta más grande de clientes sobre este negocio, es Solunion Colombia, nombre que asumió desde 2013, pero que como ya mencionamos, acaba de cumplir 20 años de operaciones en el país y que nació en Antioquia, de la mano de uno de sus accionistas más importantes: Mapfre.

Esta conocida como Joint Venture, durante su camino a la actualidad, recibió el respaldo de otro importante jugador accionario en el mundo, como lo es Euler Hermes, reconocida internacionalmente en caución y recobro. Entre Mapfre y Euler Hermes, han consolidado a Solunion como líder del mercado colombiano, alcanzando más del 60% de su participación.

Además, por su presencia en otros continentes de sus principales accionistas, Solunion también tiene presencia en países de latinoamérica como Argentina, Chile, Ecuador, Panamá y Uruguay. También se expandió a centroamérica en México, Costa Rica, República Dominicana y Panamá; y a toda Europa centra sus operaciones con la Holding desde España.

En la actualidad, Solunion atiende en promedio de 6.366 solicitudes mensuales y cuenta con un mercado de 36.675 empresas.

«El 2018 fue un gran año para nuestra compañía: nos ganamos el premio a la Mejor Solunion; tuvimos un crecimiento del 19%; ganamos participación en el mercado. La siniestralidad estuvo contenida, fue inferior al 60% y el resultado neto fue un 35% superior al año pasado», explicó Santamaría.

 

Apoyo a las pymes

Según Alejandro Santamaría, las pymes colombianas representan un segmento interesante para la aseguradora porque históricamente son las que representan un nivel de acceso menor a este tipo de aseguramientos. «A pesar de tratarse de empresas con un mayor riesgo de impagos por parte de sus clientes, se les dificulta contratar las primas del seguro del crédito porque hay una percepción errada de que es innecesario o costoso».

Esta es una situación que para Solunion es un error, porque la pyme no sólo está poniendo en riesgo su patrimonio, sino toda su operación, condición que por mora, puede dejarla sin capital de trabajo. De hecho, el 70% de los siniestros que cubre Solunion se relaciona con mora prolongada, que es el retraso en el pago que supera los 150 días.

«Uno de los principales retos que tenemos para estos dos años, es seguir consolidando este producto para las pymes, que sea fácil de administrar para que tengan herramientas que les permita ganar estabilidad, poder abrir mercados en otras ciudades o países, inclusive a crédito y adicionalmente que les sirva como una muestra de solidez a la banca, para que al momento de hacer un factoring, tengan nuestro soporte», puntualizó el directivo.

 

Escuche a Alejandro Santamaría en diálogo con ABC Economía

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *